Las muestras sobre el pintor que preparan las dos instituciones coinciden el tiempo y la pinacoteca madrileña podría no contar con las obras de El Escorial.

 

 

El tríptico del Prado, Patrimonio y El Bosco
El jardín de las delicias

El Prado firmó ayer un acuerdo de colaboración con la Fundación BBVA para los próximos cuatro años. Este convenio, que aporta una suma de 2,5 millones de euros que se repartirá de en función de las particularidades de cada muestra, respalda el programa de grandes exposiciones que cada año acomete la pinacoteca. Una renovación que proporcionará un apoyo especial para la conmemoración del V centenario de El Bosco en 2016 que el museo madrileño celebrará con una gran muestra sobre el pintor (que reunirá 65 obras, 35 de las cuales pertenecen al artista) que recibió durante el acto de ayer grandes elogiosos. Un proyecto muy esperado y ambicioso –da medida de su envergadura que ya se ha puerto en marcha el sistema telemático para la adquisición anticipada de entradas– que, por ejemplo, reunirá los trípticos más relevantes del artista –«Las tentaciones de San Antonio», «El jardín de las delicias» y «La adoración de los Reyes Magos»– y que se redondeará con un documental que contará con destacados especialistas en El Bosco que se estrenará de manera simultánea a la inauguración de esta exhibición. Pero la pregunta que ayer se hacían todos, sobre todo al comprobarse que entre las pinturas que acogería El Prado no había ninguna procedente de Patrimonio Nacional era la colaboración que entre esta institución y el Museo del Prado para homenajear a El Bosco, que proporcionó a la pintura uno de los mayores bestiarios personales de la historia.

Patrimonio Nacional cuenta entre sus colecciones con tres obras del pintor. Pero a lo largo de 2016 también pretende exhibirlas en el contexto de otra exposición sobre este creador. Una exposición –que proporcionará al visitante la posibilidad de contemplarlas justo en el lugar para el que fueran pensadas– que se anunció antes del verano y se extendería de febrero a noviembre. Unas fechas que se coinciden con las de la muestra de El Prado. De momento, desde esta última institución, no se ha producido ninguna petición formal a Patrimonio Nacional para solicitar ningún préstamo (aunque, según fuentes, sí ha habido, conversaciones). Entre los objetos que El Prado podría solicitar está una copia de taller de una de las tablas de «El jardín de las delicias»: la correspondiente al paraíso. Patrimonio Nacional afirma que no tendrá inconveniente en acceder a este préstamo. Una lástima que no haya entendemiento porque el público perderá la oportunidad para cotejar juntas las dos copias «El carro de heno».

El tríptico del Prado, Patrimonio y El Bosco
El presidente del Real Patronato del Museo del Prado, José Pedro Pérez-Llorca (d); el presidente del BBVA, Francisco González (c), y el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza
Efe

“La llamamos la exposición del centenario porque marcará un hito en las exposiciones del artista. Nuestro museo es la única institución en el mundo que puede convocar la mayor colección del artista, por nuestros fondos y de otros, pero también por el conocimiento experto que atesora sobre él”, ha aseverado hoy el director del Prado, Miguel Zugaza.

Tras añadir que “nunca más se podrán reunir estas obras, seguramente”, ha asegurado que “es uno de los retos más importantes que se haya planteado el museo”, que ya ha puesto a la venta las entradas para una muestra que se espera que visiten personas llegadas desde todo el planeta.

Para aquellos que no puedan disfrutar de este “acontecimiento internacional”, se está rodando la película documental “Los sueños de la razón. En conversación con El jardín de las delicias” que, bajo la dirección de José luis López Linares, reúne a historiadores, artistas e intelectuales que “continúan la conversación iniciada en la corte de los Nassau hace 500 años” sobre el famoso tríptico.

De este cuadro, ha resaltado Zugaza “su vigencia que trasciende del reconocimiento a su extraordinaria originalidad, la visión de la naturaleza humana nos sigue intrigando y perturbando”, y quizá uno de los mejores ejemplos de “la rareza y singularidad del Bosco”.

Esta magna exposición permitirá disfrutar de la obra de uno de los pintores con más personalidad de la historia, según Falomir, que hace posible que “sus cuadros se identifiquen viendo solo un fragmento, gracias a un estilo singular e intransferible, con una mirada y un universo propios”.

El director adjunto del Prado también ha destacado que fue España uno de los países en los que de mayor fama gozó “en los 80 o 90 años posteriores a su muerte, gracias a coleccionistas como Felipe de Guevara, que luego las legó a Felipe II, el mayor coleccionista del Bosco”.

Y, aunque su fama decayó, se recuperó en el siglo XX cuando el psicoanálisis y el surrealismo analizaron su intrigante obra, de forma que “no quedó reducido al cenáculo de los expertos, sino que se convirtió es de los más populares de la historia de la pintura, que han usado desde Walt Disney a una marca de coches alemana”.

La exposición se ha presentado hoy después de que el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González; el presidente del Real Patronato del Museo del Prado, José Pedro Pérez-Llorca; el director general de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, y Miguel Zugaza hayan formalizado el convenio de colaboración entre las dos instituciones, que permitirá organizar, entre otras, la muestra del Bosco.

Fuente:EFE

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>