A finales de noviembre, el Prado inaugurará, con la colaboración del Museo del Louvre, la muestra dedicada a Ingres, cuya obra constituye un jalón esencial hacia las revoluciones artísticas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Presentará un desarrollo cronológico preciso, pero también atenderá de manera muy específica su compleja relación con el arte del retrato, construida a través del rechazo y de la admiración, y que se confrontará con su ambición constante por ser reconocido, en primer lugar, como un pintor de Historia.| Museo del Louvre

Fuente: Laura Galdeano. Libertad Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.