Ciento cinco personas se preparan. Es viernes y casi es de noche. Afuera, la oscuridad se hace más oscura y el frío se vuelve más frío. Por aquí y por allá, por toda la gran ciudad, ciento cinco personas se visten para ir a trabajar. Primero se lavan: algunos se duchan y otros se bañan. Luego, se ponen la ropa interior. Cuando las ciento cinco personas -noventa y dos hombres y trece mujeres- están listas, cada una toma su maletín y viaja hasta el centro de la ciudad. Allí, a las 8:30 horas de esta misma noche se juntarán. Son los miembros de la Orquesta Filarmónica y su trabajo es tocar música. Maravillosamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>