El «Retrato de Felipe IV», réplica del que atesora el Prado, ya fue subastado en Madrid en 2007. Su precio de salida fue entonces de 2,5 millones de euros. Quedó sin comprador

La sala Isbilya Subastas de Arte ha celebrado su tercera subasta en Sevilla, en la que se ha vendido por 750.000 euros -más las preceptivas comisiones- un «Retrato de Felipe IV», atribuido a Velázquez. Sería una de las réplicas que el artista hizo del retrato de cuerpo entero del Monarca a partir del prototipo inicial conservado en el Museo del Prado.

Este retrato perteneció al secretario real Pedro de Contreras y a su hijo Sebastián Antonio, quien lo dejó en mayorazgo a sus descendientes en reconocimiento de la protección real que habían gozado ambos funcionarios. Las dimensiones son similares al retrato del Prado (201 x 111 centímetros), pero a estas hay que añadir una cartela de 26 centímetros situada en la parte inferior. Su estado de conservación no es bueno.

En 2007 este cuadro salió a subasta en la Sala Retiro de Madridcon un precio de partida de 2,5 millones de euros, pero quedó sin comprador. Entre los especialistas que ya entonces apostaban por la atribución a Velázquez está Peter Cherry, del departamento de Historia del Arte del Trinity College de la Universidad de Dublín, dictaminó en un informe que consideraba precedente directo del que ayer se subastaba el retrato de Felipe IV conservado en el Museo del Prado. También Carmen Garrido consideró, en un artículo publicado en la revista «Goya», que el retrato era una réplica autógrafa del cuadro del Prado. El exdirector del Prado Alfonso Pérez Sánchez, ya fallecido, lo consideraba obra de Velázquez, «pero muy dañada y torpemente restaurada». Y Enrique Valdivieso, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, avaló asimismo la autoría del lienzo a Velázquez.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.