Chaikovsky «non-stop»

Todos tenemos una banda sonora de nuestras vidas, en ella encontramos un compañero de emociones diarias. Por eso debemos celebrar la música. El Centro Nacional de Difusión Musical y el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música lo hacen cada dos años, por primera vez en 2011, acoplándose “a la costumbre que comenzó en los 80 que se realiza en más de 190 países el 21 de junio”, dijo Monstserrat Iglesias, directora general del INAEM. La segunda ocasión, en 2013, recuerda Iglesias, “se dedicó integramente a Beethoven, y en 2015 repetimos el modelo del tema monográfico esta vez en torno a Chaikovsky”. Serán 12 horas con la música del autor de “El lago de los cisnes” el día 20 de junio, la jornada anterior a la conmemoración de el Día de la Música. El director del CNDM, Antonio Moral, respondió a la pregunta de “¿Por qué Chaikovsky?, pues “porque es el que se puede acercar más a un público más popular, de hecho yo me inicié en la música clásica con “El lago de los cisnes” y “La bella durmiente””. La fiesta se podrá seguir tanto en las instalaciones del Auditorio nacional, en el que sonarán las seis sinfonías del compositor ruso, y en la calle a través de una pantalla gigante, así como “por streaming mediante la página web de RTVE”, aseguró Moral.

Una fanfarria inaugural a cargo de la Joven Orquesta Nacional de España dará la bienvenida al público a las 11:00 en las puertas del recinto. Una vez dentro el desayuno se disfrutará con un Jazz Café! En él se improvisará música sobre Chaikovsky, para ya a las 12:00 escuchar el primer concierto, en el que se interpretarán la Sinfonía nº 1 y la nº 4, así como la pieza “Sueños de invierno”, tocada por la JONDE. Estando el CNDM implicado no podría faltar el vermut de la hora de la comida, que tendrá tono jazz. Posteriormente tendrán lugar cuatro conciertos de música de cámara en el que la música de Chaikovsky estará acompañada por la de dos de sus contemporáneos, Arenski y Rimski-Korsakov. Las sinfonías del compositor ruso volverán a las 19:00 con la Sinfonía nº 2 y nº 5 y “Pequeña Rusia” presentadas por la Orquesta Nacional de España, y tres horas más tarde la Orquesta Sinfónica de RTVE se ocupará de la Sinfonía nº 3 y nº 6 y “Polaca”.

Las tres orquestas que interpretarán las sinfonías estarán dirigidas por Juanjo Mena, de quien comentó Moral que “no es un director al uso, es muy serio, con una carrera pausada, sin sobresaltos, querido por todas las orquestas y, lo más importante, que vuelve a dirigirlas después de la primera vez”. Por su parte, Mena comentó las piezas de Chaikovsky de las que seguirá sus partituras: “Él reconocía que sus tres primeras sinfonías tenían problemas con la estructura formal. Ese es uno de los conflictos que nos podemos encontrar con estas piezas que no se suelen tocar. En Chaikovsky hay importancia de los temas populares rusos y de la danza. Pero por encima de todo, su música es emoción, es de enorme belleza, hay una gran cantidad de contrastes dinámicos. Nos hace sentirnos cercanos a él porque transmite pasiones de la vida diaria. La otras tres últimas sinfonías tienen más valor porque decidió sacudirse su problema formal y, además, se divorció tras su desastroso matrimonio”.

El momento más especial será el fin de fiesta, que tendrá lugar a las 00:15 tras que la Banda Sinfónica Municipal de Madrid interprete la Obertura 1812. La pieza de Haendel “Música para los reales fuegos artificiales” dará paso, precisamente, a los fuegos artificiales, “si nos dan el permiso” afirmó Moral, quien añadió que “habrán más sorpresas, es el momento en el que la gente llora”.

En definitiva, el INAEM y el CNDM nos dan la oportunidad de disfrutar de uno de los maestros de la música y de celebrar este arte que tanto nos acompaña en nuestro día a día.

Fuente: Oscar Reyes. La Razón

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.