El Museo del Prado ha presentado este lunes su catálogo general de pintura del siglo XIX, un tomo de 3,9 kilogramos y más de 700 páginas que engloba la investigación que durante 15 años los técnicos del museo han emprendido sobre estos 100 años de pintura y que recoge datos de 2.690 obras. Ha sido patrocinado por la Fundación Montemadrid.

Además, la pinacoteca ha querido rendir homenaje a su exdirector Federico Madrazo, también artista, con una exposición monográfica, con motivo del bicentenario de su nacimiento, que también se ha presentado este lunes. En concreto, el catálogo recoge por primera vez la colección completa de pintura del siglo XIX del museo, en la que se incluyen los cuadros de la colección permanente, los depositados fuera de sus muros, y además se detalla el historial de cada pintura, su paso por todas aquellas instituciones a las que en un momento u otro pertenecieron.

Al mismo tiempo, se añaden datos de carácter documental, técnico, iconográfico y expositivo, así como reproducciones fotográficas o grabadas de las obras, acompañadas, en ciertos casos, de descripciones históricas, de especial valor cuando aquellas se encuentran sin localizar.

La conservadora del departamento de Pintura del siglo XIX, Ana Gutiérrez, que ha liderado este proyecto, ha afirmado a preguntas de los periodistas que todavía están sin localizar físicamente 250 pinturas pertenecientes a esta colección, lo que representaría menos del 10% de estos 100 años de pintura. Eso sí, ha celebrado que a lo largo de estos años de trabajo se ha conseguido recuperar otro 10% de obras que estaban “en búsqueda y captura”. Respecto a toda la colección del Prado, Gutiérrez especifica que estas obras del XIX sin encontrar representarían también el 10% del museo.

El director del Museo, Miguel Zugaza, ha destacado sobre la dificultad del proyecto la “dispersión de obras” en distintos depósitos. De hecho, el director adjunto de Conservación del Prado, Miguel Falomir, y para hacerse a la idea de la complejidad del trabajo, ha detallado que estas casi 3.000 pinturas se encuentran en tres continentes, 84 ciudades, y en Madrid, en 49 edificios distintos.

Por ello, considera que esta catalogación representa el “andamiaje intelectual y material” del Museo. “El catálogo nos ayuda a entender cómo el museo fue formado, por quién fue formado”, ha añadido.

Por su parte, el director de la Fundación Montemadrid, José Guirao, ha indicado que dentro de este catálogo hay “muchísimos” pintores casi desconocidos por la sociedad y a valorar sobre este periodo. A su vez, ha reivindicado la perdurabilidad del proyecto, que durante 15 años se ha dedicado a investigar la pintura española del XIX.

Mientras, la conservadora del departamento de Pintura del siglo XIX, Ana Gutiérrez, ha señalado que han sido 15 años en los que se han rastreado, revisado y comprobado “innumerables” fuentes documentales y bibliográficas de naturaleza y procedencia muy dispares.

“Se ha querido que la gente tuviera en la mano todo el siglo XIX del Prado. Que este trabajo aportara algo más que una consulta informática”, ha destacado el director científico del catálogo, José Luis Díez.

A su vez, la pinacoteca celebra que la publicación de este catálogo adquiere “especial importancia” al haberse producido “recientemente” la reordenación definitiva de los fondos estatales de las colecciones estables del Museo del Prado y del Museo Centro de Arte Reina Sofía, “concretándose ya en ella, por primera vez, todas las obras pictóricas del siglo XIX cuya conservación corresponde al Museo del Prado”.

Se trata de una división que debía efectuarse entre ambas pinacotecas, según dicta un decreto de 1995, que fija el nacimiento de Picasso en 1881 como fecha de separación de las obras, de forma que el Prado se encarga de la muestra de obras del siglo XIX, mientras que el Reina Sofía a partir del comienzo de las vanguardias del siglo XX.

El director del Museo, Miguel Zugaza, ha afirmado a preguntas de los periodistas que no se esperan “grandes cambios” en las colecciones de ambos museos y ha avanzado que la reunión entre ambos para formalizar el reparto será antes de finalizar 2015. La presentación del catálogo general de pintura del siglo XIX ha coincidido con el bicentenario del nacimiento de su exdirector Federico de Madrazo y especial retratista, a quien el Prado ha querido homenajear con una exposición monográfica.

Según destaca, se trata de uno de los pintores “más influyentes” en el medio artístico español de su tiempo tanto por la calidad de su pintura como por su condición de director del Museo del Prado (de 1860 a 1868 y de 1881 a 1894), así como de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, aparte de haber sido maestro de muchos de los pintores españoles más relevantes de las siguientes generaciones.

La muestra, ‘Effigies Amicorum. Retratos de artistas por Federico de Madrazo‘, está compuesta por 21 retratos que incluyen siete lienzos, doce dibujos y dos litografías sobre artistas de su generación. En concreto el Prado conserva un conjunto muy rico de estos retratos, en las técnicas del óleo, el dibujo y la litografía. Consciente de su valor, el artista legó al Museo un amplio conjunto de retratos dibujados de artistas y escritores, concebido casi a la manera de un ‘Album amicorum‘.

Precisamente, este álbum se completa en el Prado con retratos femeninos como el de ‘Sabina Seupham Spalding‘, adquirido por el Estado y adscrito al Museo del Prado en 2014, que se expone desde mediados de este mismo mes, incorporando así a la colección de Madrazo uno de sus mejores retratos femeninos de cuerpo entero de su período romántico.

Fuente: Europa Press a través de El Mundo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>